Precio Calentador de Gas butano

Precio Calentador de Gas butano

Precio Calentador de Gas butano para cambiar, reparar o comprar con todas las garantías. Pide presupuesto, las 24 horas. Técnicos autorizados y baratos. Todas las marcas.

El butano es un gas inflamable proveniente del petróleo, que junto al propano, al etano y al metano, forma parte de la familia de los hidrocarburos gaseosos. De todos ellos, el butano es el que más se ha empleado a lo largo de muchos años en España y en el resto de Europa para proveer de energía a la gran mayoría de calentadores de agua de una manera cómoda, segura y eficiente.

Se trata simplemente de una bombona o cilindro de metal que puede encontrarse hasta en estaciones de gasolina, e incluso hay proveedores que la llevan a domicilio. Este contenedor puede venir en diferentes tamaños para no ocupar más espacio del necesario y permite ahorrar pues algunos modelos no solo se permiten regular la intensidad de la llama mediante una perilla, sino que además hay bombonas que cuentan con una llave de paso para cerrarlas cuando el calentador vaya a permanecer apagado durante largo tiempo como en el caso de los meses de verano. Por lo tanto, un calentador de gas butano puede convertirse en tu mejor aliado para ahorrar energía y disminuir el gasto en electricidad si tan solo sigues algunos de estos consejos.

- Hermann-Saunier Duval - Opalia C 11 E A/1. Calentador de gas
  • Calentador de 11 litros. Tipo de gas: GLP.
  • Calentador de cámara abierta (tiro natural).
  • Termostato de seguridad.

¿Qué es y cómo funciona un calentador a gas butano?

Como ya hemos señalado arriba, el gas butano es un hidrocarburo gaseoso, pero lo que no todo el mundo sabe es que este no posee un color o un olor característico y es por ello que durante el proceso de licuado se le añaden otros gases para garantizar que en caso de una fuga del calentador o de la bombona, podamos detectar el “olor a gas” y así evitar un accidente. Por consiguiente, las bombonas de butano que llegan a nuestros hogares contienen un líquido (gas licuado y condensado) que ocupa mucho menos espacio, facilitando su transporte y su posterior  almacenamiento.

Al remover la “alcachofa” de la bombona y conectarla al calentador, el combustible fósil fluye a través de una tubería flexible que puede ser de caucho en el tramo cercano a la bombona pero que en algún punto se convierte un tubo de cobre o acero justo antes de llegar a un quemador u hornalla en el interior del calentador, de modo que al encenderlo se genera una llama que calienta una tubería por donde corre el agua que también se calienta antes de pasar a las tuberías de la vivienda hasta salir por los grifos de agua caliente que se hayan abierto. Atrás quedaron los días en los que había que emplear cerillas o yesqueros para encender el calentador, hoy en día el encendido puede realizarse de manera analógica (encendiendo un interruptor manualmente cada vez que se desea disfrutar de agua caliente) o automática (el calentador detecta cuando alguien está demandando agua caliente y enciende la hornalla por si solo sin necesidad de llama piloto, para luego apagarla apenas cesa la demanda, evitando que quede encendida por algún olvido y ahorrando más del 23% en el consumo del gas).

No obstante, de entre las opciones más modernas y sofisticadas, es el calentador estanco el que ofrece los mayores niveles de seguridad ya que la llama se enciende en un compartimiento hermético que toma el aire del exterior mediante un sistema de ventilación, el cual  también expulsa al ambiente los gases residuales. Este compartimiento se encuentra aislado tanto de la bombona como del lugar en que se encuentra instalado el calentador propiamente dicho, pero si lo que buscas es ahorrar agua, los calentadores con sistema de modulación pueden ser la alternativa ideal para ti, pues permiten aumentar o disminuir la intensidad de a llama para llevar el agua hasta la temperatura deseada sin tener que mezclarla con agua fría y esto se traduce en un ahorro de agua de hasta 35% y de gas hasta de un 20%, disminuyendo de paso la emisión de gases de invernadero al ambiente.

Ventajas y Desventajas de los calentadores de agua a gas butano

Indudablemente, las numerosas ventajas que implica la instalar un calentador a gas butano en el hogar son tantas, que este sector de la industria de servicios ha estado creciendo de manera exponencial durante las últimas décadas, no solo porque cada día son más los hogares que precisan de un sistema eficaz y eficiente a la vez que seguro, simple y sencillo para poder disfrutar de agua caliente al instante, sino porque el cambio climático ha hecho más inclementes los inviernos y esto ha llevado a un creciente número de personas a buscar una solución asequible y ahorrativa que además sea amigable con el medio ambiente y que al mismo tiempo les brinde la oportunidad de llevar a cabo las actividades propias de su vida cotidiana sin mayores contratiempos, por eso vale la pena hacer el balance de algunas de sus ventajas y desventajas más importantes, tal y como te mostramos a continuación:

  1. Tamaño: La mayoría de los modelos más modernos tienen un tamaño relativamente pequeño que hace muy fácil instalarlos en casi cualquier parte de la vivienda, por lo que para buena parte de los usuarios interesados el espacio para colocarlo y para poder hacerle mantenimiento cómodamente no suele ser un problema. Sin embargo, es recomendable que obtengas asesoramiento profesional respecto al mejor lugar para instalarlo y al tamaño máximo que deberá tener el aparato antes de comprarlo… además recuerda que por razones de seguridad, el calentador no podrá estar rodeado de trastos almacenados, de manera que es un espacio que ya no podrás dedicar a otra cosa.
  2. Capacidad: Por otro lado, debes tener presente que por regla general los calentadores de menor tamaño suelen tener menor capacidad (salvo algunas excepciones un poco más costosas) por lo que debes comprar uno que realmente se adapte a tus verdaderas necesidades, así por ejemplo: un calentador con capacidad para 11 litros por minuto resultará de los más ideal si lo que quieres climatizar es el agua de una ducha y un lavabo o una ducha y un fregadero, pero si tus necesidades son mayores deberás adquirir un aparato de más capacidad en litros.
  3. Normativa: Como veremos más adelante, no solo existe un marco legal de carácter nacional para este tipo de calentadores, sino que cada comunidad autónoma también ha establecido diversas exigencias para su instalación, mantenimiento y uso. Es por ello que nunca esta demás asesorarse con un técnico especializado pues no solo conoce el modo más eficaz de instalar tu calentador para que ofrezca el mayor rendimiento sino que conoce las normas que debe cumplir en cada comunidad.
  4. Disponibilidad de la provisión de gas: A pesar de que el gas para estos calentadores puede conseguirse en varios comercios, lo cierto es que las bombonas son pesadas y tienen una duración limitada que dependerá del clima y de tus hábitos de consumo. Además, si tu proveedor reparte a domicilio, siempre tendrás que esperar un poco a que llegue la bombona de recambio y en algunos casos tendrás que instalarla tú mismo.
  5. Temperatura ambiental: La principal desventaja de este tipo de aparatos es que muy pocos funcionan cuando la temperatura ambiental desciende a cero grados o menos, y los que lo hacen consumen mucho combustible.
  6. Precio de los mantenimientos preventivo y correctivo: Como en todo aparato del hogar, mientras más gastes en mantenimientos preventivos menos tendrás que gastar en mantenimientos correctivos o reparaciones de último minuto (o al menos no tendrás que hacer las tan seguido), pero sin importar lo cuidadoso que seas con tus aparatos, lo cierto es que mientras más sofisticado sea tu aparato pues más costoso será darle mantenimiento. Es por eso que resulta conveniente obtener asesoramiento profesional de un técnico especializado para comprar lo que mejor se adapte a nuestras necesidades y no lo que al vendedor de la tienda le vino en gana ofrecernos diciendo que es la octava maravilla.
  7. Tiempo de espera: No importa que el calentador que has comprado sea de la mejor marca del mundo o el modelo más sofisticado del mercado, todos los modelos se toman su tiempo para calentar el agua, algunos más que otros. Muchos clientes con poca experiencia en el manejo de estos aparatos suelen quejarse de que el suyo ya no les ofrece el mismo rendimiento, pero lo cierto es que el clima y los hábitos de consumo tienen un impacto en el desempeño de los calentadores.

¿Cuál es la normativa vigente para España y el resto de Europa?

Parece exagerado decirlo, pero los equipos de calefacción que hay en los países de la Unión Europea, no solo son la principal fuente de consumo energético de nuestros hogares sino también la causa del 25% de las emisiones de CO2, lo cual es casi lo mismo que emite toda la industria manufacturera y el transporte terrestre. Sin embargo, no se ha logrado implementar una normativa capaz de reducir el consumo de energía en edificios y viviendas por que no se ha podido llegar a un consenso, tanto así que no fue sino hasta el 2011 que la Comisión Europea pudo fijar lineamientos para el diseño ecológico de calderas y calentadores, inclinando la balanza en favor de los de tipo estanco. En consecuencia, puede afirmarse sin temor a errores que España está a la vanguardia de todas estas regulaciones pues e l pasado 13 de abril de 2018 entró en vigencia el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) según el cual, a partir del día siguiente (14 de abril de 2018) es obligatorio instalar calentadores estancos tanto en obras nuevas como en los casos de reposición o sustitución. Este reglamento regula el diseño, instalación y mantenimiento de artefactos de climatización como ventiladores, calefactores, refrigeradores y calentadores de agua con el fin de establecer parámetros de eficiencia energética y seguridad en los edificios, siendo muy importante la prórroga por 5 años de la posibilidad de remplazar en todo el territorio nacional los calentadores viejos de viviendas y edificios por dispositivos a gas de tiro natural (atmosféricos) con potencia de hasta 24kW y caudal de 14 litros por minuto.

Adicionalmente, la instalación de calentadores estancos que ya era obligatoria en la Comunidad de Madrid desde febrero de 2014, pasa a ser obligatoria en todo el territorio nacional a partir de este nuevo RITE sin importar el caudal del aparato.

Servicios relacionados:

  1. Contrata nuestros servicios de instalación de aire acondicionado por conductos
  2. Estamos las 24h para instalar una caldera de gasoil a precios muy baratos.
  3. Servicio técnico de calefacción con los mejores garantías.
  4. La mejor comparativa de aire acondicionado portátil 
  5. Descubre nuestra ofertas en mantenimiento de calderas de todo tipo.
  6. Dale un buen mantenimiento a tu instalación de placas solares

En conclusión, el tipo de calentador que con toda seguridad puedes instalar en tu vivienda sin temor de verte obligado por la normativa a remplazarlo en unos pocos años, es únicamente el de tipo estanco. No obstante, si tienes alguna duda visita nuestra página web y déjanos saber tus comentarios para que nuestro panel de expertos te ayude a conseguir la alternativa que mejor se adapta a tus necesidades, e igualmente puedes pedir tu presupuesto. Es más, a continuación te dejamos una lista de los precios del mercado para que puedas compararlos con los nuestros cuando te pongas en contacto con nosotros.

¿Cuál es el precio medio de un calentador a gas butano en el mercado actual?

Pues bien, afirmar que el precio promedio de un calentador de agua a gas butano va de los 350 a los 550 euros, sería una aproximación bastante conservadora pues todo va a depender de la marca, el modelo, la capacidad en litros y demás características o prestaciones que puedas necesitar o preferir en el aparato de tu elección. Aun así, bien pudiéramos orientarnos comparando los siguientes precios del marcado:

  1. Vaillant AtmoMAG Plus ES: 368,60 €
  2. Junkers Hydrocompact WTD: 336,86 €
  3. Cointra Supreme 11E TS: 248,39 €
  4. Junkers HydroNext 5600: 323,00 €
  5. Junkers HydroCompact WTD15 AME: 455,87 €
  6. Vaillant AtmoMAG Plus ES/PT 11-2/0-5: 453,99 €
  7. Vaillant TurboMAG PRO 122/2-3: 327,13 €

Si necesitas una asesoría para comprar tu próximo calentador de gas butano o quieres instalar uno solicita tu presupuesto en nuestra web.

Última Modificación