Precio Mantenimiento Caldera

Precio Mantenimiento Caldera

Precio Mantenimiento Caldera con técnicos autorizados y con más de 30 años de experiencia. Te ofrecemos las mejores garantías del sector.

Una caldera es una máquina térmica que genera la potencia de calor, como la ignición de un combustible o el calor generado por una fuente eléctrica y lo transfiere a un fluido que puede ser agua o aceite. La idea es que el vapor salido por este fluido recorra un conjunto de tuberías e impregne una estancia de aire caliente, generando así la calefacción.

La cuestión con este tipo de maquinarias es que por ley y por seguridad, deben someterse a un mantenimiento preventivo, para así asegurar su funcionamiento, eficiencia y bajo niveles de riesgo, para el hogar en el que se encuentre.

Precio Mantenimiento Caldera

Tipos de caldera

Existen 6 formas de clasificar una caldera, esto depende de las características de la misma, su funcionamiento y el tipo de combustible del que se alimente. Así tenemos:

  • Según su configuración: Pueden ser calderas verticales o calderas horizontales.
  • Según el tipo de combustible que utilizan: Gaseoso, sólido, líquido, hrsg, especial, nuclear o mixto.
  • Según el tiro: Natural, balanceada, forzado o inducido.
  • Según el fluido final: Vapor, agua caliente o aceite térmico.
  • Según el tipo de control: Manual, semiautomático y automático.
  • Según la distribución de los fluidos: Pirotubular o acuotubular.

CONSIDERADAS LAS MEJORES CALDERA DEL AÑO

Tipos de evaluaciones que debes realizar a tu caldera

Antes de entrar en detalles con el mantenimiento que se le debe realizar a una caldera, es importante diferenciar dos conceptos o actividades muy diferentes. Que son la inspección de la caldera y la revisión de la misma. Veamos cada uno de ellos con más detalle:

  • Inspección de la caldera: Esta inspección la realiza la empresa con la cual firmamos el contrato de distribución de gas. La compañía manda a uno de sus operarios para que revise a fondo todo el sistema de calefacción y así asegurarse de que no existan fugas ni problemas de funcionamiento que puedan poner en riesgo la vida de las personas que harán uso de la calefacción. Además, se espera que la compañía de gas realice la inspección de la forma correcta y según lo planteado por las normas españolas de instalaciones térmicas en edificio.

Al pagar por este tipo de inspección, se deberá cancelar dos servicios diferentes: El primero es un costo fijo mensual del suministro de gas a la vivienda y el segundo es la inspección anual que se deberá pagar cada vez que el operario vaya a revisar la instalación y otorgar el permiso de funcionamiento.

  • Revisión de la caldera: Aquí no importa si la caldera es de gas, gasoil o biomasa. Por la normativa legal, se debe realizar una revisión o mantenimiento cada año o máximo cada dos años por parte de un técnico especializado y certificado en la instalación de este tipo de sistemas. En nuestro sitio web, le ofrecemos este tipo de servicio y sabrá en el momento el precio del mantenimiento de una caldera. Todos nuestros técnicos están en la capacidad de revisar a fondo su caldera, realizar el mantenimiento pertinente y certificar el funcionamiento de la misma, para que no tenga ningún problema legal en su municipio. Puede ponerse en contacto con nosotros y solicitar un presupuesto global de todo el servicio.

¿Cómo realizar correctamente el mantenimiento de su caldera?

pasos mantenimiento caldera

Lo primero es tener claro que existen diferentes tipos de mantenimiento y dependiendo de la regularidad del mismo, se evaluaran ciertas zonas del sistema y otras no, debido al grado de complejidad del manteamiento para esa pieza del sistema de calefacción. Los tipos de mantenimiento son los siguientes:

  1. Mantenimiento diario: Más que un mantenimiento, se trata de una verificación del sistema para asegurarse de que la caldera está trabajando de forma eficiente y los niveles de agua y gas son los adecuados. Este mantenimiento evalúa el nivel de agua y combustión, la purga de fondo, de nivel y de superficie, tratar el agua según el cronograma establecido por el técnico o el manual de la caldera, controlar la presión de agua así como su temperatura, verificar también la presión del gas y reemplazar el agua a menos que la caldera lo haga de forma correcta.
  2. Mantenimiento semanal: En este mantenimiento se evalúan otros aspectos del sistema que aseguran la eficiencia de la calefacción como lo son: Asegurarse de que la válvula de combustible cierre de manera correcta, ver que luces o alarmas están mandando una señal en ese momento y verificar si existe algún ruido o fallo que pueda indicar un funcionamiento anormal del sistema.
  3. Mantenimiento semestral: Aquí si estamos hablando de un tipo de mantenimiento de mayor envergadura, porque se trata de evaluar el sistema eléctrico, los acoples de la tubería y del compresor, así como la inspección del sistema de la caldera.
  4. Mantenimiento anual: Es el estipulado por la ley y solo lo puede realizar un técnico especializado. En general este tipo de mantenimiento busca limpiar a fondo todo el sistema de calefacción, quitar hollín de los tubos, inspeccionar la superficie interior de la caldera y comprobar la cámara de agua.

Consejos a tener en cuenta en el mantenimiento de la caldera

Antes de realizar una inspección de su caldera o siquiera planificarla, es importante que tome en cuenta los siguientes consejos que ofrecen los técnicos profesionales de mantenimientos de calderas. Muchos de estos consejos le pueden ahorrar dinero pero sobre todo un dolor de cabeza a futuro. Los consejos son los siguientes:

a)      Planifique con antelación la revisión de su caldera: Es importante que no espere a la llegada de la época de frío para mandar a inspeccionar su sistema de calefacción, esto por dos razones bien puntuales, la primera es que la temporada de frío puede hacer que ocurran desperfectos al momento de reemplazar o limpiar algún área de su calefacción y la segunda, es que una puesta en marcha de la caldera si un previo calentamiento, también puede ocasionar daños en algunos componentes. Así que lo mejor es ir encendiendo la calefacción por poco tiempo, meses antes de la llegada del invierno.

b)     La revisión debe hacerse a fondo: Esta es otra de las razones por la cual no se debe esperar al momento de las heladas, porque durante la revisión el equipo tiene que estar apagado, para verificar cada componente. No importa si la caldera o todo el sistema es nuevo, siempre será necesario asegurarse de que cada pieza realice la función correcta para la cual fue hecha.

c)      Cerrar los pasos de combustible: Este consejo es de gran importancia sobre todo en lo referente a las calderas de gas y gasoil. Si va a mandar a checar el sistema, garantice la seguridad del técnico y de todos los miembros de la familia.

d)     No se limite por el precio: En realidad, el mantenimiento anual de una caldera no es costoso y si lo contrata con Mahico Asistencia, menos que menos. Nosotros ofrecemos uno de los precios más competitivos de Valencia y además, nuestros técnicos están certificados para ofrecerle toda la asesoría que necesita y dar fe, de que su caldera se encuentra en óptimas condiciones para seguir funcionando por otro año más, como lo exige la ley.

e)       Mantenga una presión adecuada para el equipo: La presión en la que debe oscilar una caldera es entre 1,2 t 1,5 bares como máximo. Compruebe que su equipo se mueve en los parámetros normales y si no es así, utilice la llave de llenado para corregir la presión.

f)       Compruebe las conexiones: Cada vez que vaya a colocar en marcha su caldera, es necesario que verifique que la conexiones de agua, gas y electricidad, para evitar cualquier fuga o daño en el sistema, si todo se encuentra bien entonces prenda su caldera sin ningún tipo de riesgo.

g)      Establezca una temperatura adecuada: El regular la temperatura le permite ahorrar en electricidad y evitar sobrecalentar el ambiente. Los ideal es establecer una temperatura de 18°C cuando no esté en casa y jamás sobrepasar los 23°C, cuando se encuentra en su hogar.

h)     Purgue sus radiadores: Para garantizar el buen funcionamiento y la mayor eficiencia de su calefacción, es necesario que por lo menos una vez al año purgue su radiadores o lo que es lo mismo, elimine toda burbuja de aire que se puede encontrar en su interior. ¿Cómo puede hacer esto?, pues muy sencillo. Primero asegúrese de que la caldera a estado apagada por 2 horas o más, segundo busque un destornillador, un recipiente y un paño para limpiar cualquier filtración de agua, gire despacio el purgador para abrirlo y ciérrelo, cuando ya no se escuche un silbido de aire.

Cada cuanto tiempo debe realizar una revisión según la potencia de su caldera

tipos de calderas

Según el Real Decreto 238/2013, de 5 de abril. Dependiendo de la potencia de la caldera y su uso, esta deberá tener una revisión más próxima en el tiempo que otras. Para saber qué tan regular debe hacer el mantenimiento de su caldera solo debe seguir las siguientes indicaciones:

  • Calderas a combustible menor a 70 kW: Si el uso de esta caldera es para vivienda la revisión se debe realizar cada dos años, si el uso de la caldera es industrial, de local comercial o cualquier otro tipo, la revisión se tiene que hacer anualmente.
  • Calderas murales a gas menor a 70 kW: La revisión de este tipo de caldera también se realiza cada 2 años si se encuentra instalada en una vivienda, pero en cualquier otro tipo de estructura la revisión se debe hacer una vez al año.
  • Calderas eléctricas menores a 70 kW: Su periodo de revisión es exactamente igual que las dos anteriores, es decir, bianual para viviendas o edificios habitacionales y anual si se trata de una empresa o local comercial.
  • Instalaciones superiores a 70 kW: La revisión de este tipo de instalaciones se deben hacer mensualmente y debe tener un contrato suscrito con una empresa mantenedora. En Mahico Asistencia ofrecemos este tipo de servicio, solo solicite un presupuesto y le cotizaremos el servicio mensual.
  • Resto de instalaciones de calefacción menor o 70 kW: En estos casos la revisión y mantenimiento se hacen anualmente.

Precio del contrato de mantenimiento de calderas

modelos calderas

Actualmente, la mayoría de las personas suelen firmar un contrato con una empresa especializada para que cada dos años realice la revisión de todo el sistema y así cumplir con el estatuto exigido por la ley. No obstante, lo que es obligatorio es la revisión y no el mantenimiento, pero si no se realiza la limpieza adecuada, ni se reparan las averías, su hogar no contará con la calefacción necesaria durante los meses de invierno, lo que se traducirá en enfermedades e incomodidades para usted y los miembros de su familia. Por lo general un contrato de revisión bianual no debe superar los 60 euros, mientras que el mantenimiento variara de acuerdo a los arreglos que necesite su sistema de calefacción, pero un mantenimiento básico es mucho más económico que una revisión de la caldera.

Servicios Relacionados:

El mantenimiento y revisión de la caldera, no es solo un requisito exigido por la normativa española, también es una necesidad para garantizar la comodidad, seguridad y confort de su familia. Un sistema de calefacción bien mantenido, le ofrecerá unos niveles de eficiencia que se traducirán en un menor coste en las facturas eléctricas y en los gastos de combustible. Además, se asegurará de que los gases nocivos no sean expulsados al interior de su vivienda causando el envenenamiento de sus seres queridos.

En nuestro sitio web le ofrecemos una atención integral, nosotros estamos certificados para realizar la revisión de su sistema de calefacción exigido por la ley, pero también le podemos ofrecer el mantenimiento necesario para tener su caldera a punto, no importa si esta trabaja con gas, gasoil o biomasa. Nuestros técnicos son profesionales especializados en todo tipo de sistemas de calefacción, hemos trabajado con todos los modelos y marcas del mercado, por eso le podemos asegurar el mejor funcionamiento y puesta en marcha de su equipo.

Le recomendamos solicitar su presupuesto para conocer el precio de mantenimiento de una caldera meses antes de la llegada del invierno, la mejor fecha para pedir la revisión o el mantenimiento es entrando el otoño. Así que no espere más y contáctenos.

Última Modificación